Sobre la Traducción

Buscar contenido extranjero, traducirlo (con traductores automáticos o ‘a mano’)  y postearlo en blogs como “original” es una práctica bastante generalizada en la blogosfera. La ley respecto a este tema en particular no está totalmente definida y existen lagunas que la gente obviamente aprovecha.

 Para evitar cualquier tipo de malentendido, quiero dejar claro que esta web está en contra de tal actividad. Hace poco decidí que una vez acabase mis estudios intentaría dedicarme a la traducción de manera profesional. Es algo que me gusta hacer y sobre este tema en particular ganas me sobran para aprender y mejorar. Me hace mucha ilusión ayudar a compartir la cultura gracias al dominio de un idioma, pero las cosas hay que hacerlas bien, respetando la propiedad intelectual y derechos de autor.

Quiero dejar claro que aunque mi objetivo es intentar dedicarme a la traducción una vez finalice mis estudios, NO soy traductor profesional sino estudiante de inglés aficionado a esto. Las adaptaciones al castellano de contenido extranjero no reportan ningún beneficio ni vínculo profesional a esta web.

Todo el material publicado hará referencia a las fuentes originales y, en caso de que sea traducido, será material que esté libre de copyright o cuya licencia 1) permita publicar modificaciones (una traducción se podría considerar modificación) o 2) no especifique ninguna cláusula legal al respecto. En caso de material CON MAYÚSCULAS me pondré en contacto con el autor para intentar obtener permiso y traducir su obra.

Por último, si necesitas traducir material libre al castellano o estás interesado en traducir contenido propio al inglés por razones personales, te animo a que utilices el formulario de contacto para discutirlo. Repito, NO soy un profesional sino un estudiante aficionado a esto.

A %d blogueros les gusta esto: